Maileg: juguetes para quererlos

19/06/2020
  • Historias de juguete: Maileg

  • Nos encanta poder contarles el "backstage" de las firmas con las que trabajamos. Nuestra idea de crear una conciencia de consumo responsable, pasa por hacernos preguntas sobre la fabricación de aquello que compramos y sobre todo, con la posibilidad de vincular los productos que adquirimos con su origen.
    Conocer más de cerca la filosofía, los compromisos y los criterios de fabricación de cada juguete que ofrecemos, es parte de nuestra co-rresponsabilidad en el consumo sostenible. Así que hoy en nuestra sección Historias de Juguete,  les contamos un poquito más sobre Maileg, la firma nórdica que nos hechiza con los ratoncitos y conejos más tiernos del mundo mundial.
  • Maileg es una marca joven, nació en 1999 de la mano del matrimonio danés Dorthe y Erick Mailil.
    Dorthe, el alma de Maileg, es diseñadora gráfica, su pasión por la ilustración y el dibujo la hizo complementar su formación de diseñadora con estudios de arte en la Escuela de Arte de Marsella. En su escuela y como parte de sus proyectos académicos, Dorthe creó una figura singular, con proporciones exageradas y con una personalidad única que enamoró a toda su clase. Era una suerte de duendecillo, "Pixi", que pasó de ser uno a ser una familia entera de duendes, sin duda los Pixi se encuentran en el origen de todo su proyecto empresarial. Dorthe, pasó de la arcilla inicial a materiales más cálidos y sugerentes de modo que el fieltro, el lino y el algodón, se convirtieron desde entonces en los materiales predilectos por Dorthe para dar vida a sus personajes, Pixi incluido, y crear todo el universo Maileg.
    Ya te habrás fijado en alguna coincidencia ¿viste de dónde viene la raíz de Maileg? Maileg es un nombre compuesto por la mezcla de Mailil (el apellido del matrimonio) y Leg que es la palabra danesa para jugar. De hecho, la pronunciación correcta es Mailai. 

  • Para todos los que nos conocen o han estado alguna vez en nuestra tienda, sabrán que nuestra filosofía de negocio se fundamenta en recuperar la esencia del juguete de siempre, es decir, reivindicar su valor esencial de estímulo a la imaginación. Entre otras cosas porque creemos que es una manera de proteger la niñez de la interferencia permanente de recursos más adultos de ocio o entretenimiento, la tecnología, por ejemplo.
    Preservar el asombro propio de la niñez es una garantía de felicidad para nuestros peques, pero también formará un recurso personal e íntimo para sobreponerse a las eventualidades de la vida. Enriquecer la vida interior pasa necesariamente por la manera en que jugamos y esa es también la apuesta de Maileg  y todo su universo de juguetes.

  • La preciosa aportación de Maileg viene precisamente de la recuperación de la magia de los pequeños detalles. Una caja de cerillas esconde una camita con mantita y almohada en la que duerme un ratoncito. Un universo de cosas pequeñas y cotidianas. Recupera botones, telas mezcladas con encanto como un patchwork. Vestidos, corbatines, alas o capas perfectamente terminadas, evidencian que en Maileg se toman el juego muy en serio. Si los niños y niñas son tan exquisitos en el juego ¿por qué habríamos de descuidar los detalles del juguete? ¡Nada de eso! un juego cuidado merece un juguete también cuidado.
    Por otra parte, son precisamente esos detalles cuidados los que envían un mensaje al niño y niña que juega: ese juguete merece el mimo que han tenido al hacerlo para tí. Ofrecer juguetes preciosos es otorgar el valor justo a una actividad tan importante para el niño o niña, la de jugar. Jugar es algo tan serio, lo más serio que hacen los niños, que debemos poner empeño en cuidar que el material esté a la altura de la importancia que le conferimos.
  • En un mundo tan apresurado, lleno de brillos, ruido, luces y estridencia, Maileg ofrece con sus juguetes una invitación al juego pausado. Con otro ritmo sí, pero también con otra estética. Colores suaves, cercanos a la tierra. Tonos ocres, carmesí, marrones, beiges, azul petróleo, rosa viejo, verdes hierba. Tonos que evocan sencillez y, también calma y  recogimiento. Quizás porque jugar es de alguna manera un momento íntimo, incluso cuando es compartido.
    Maileg va contra corriente ¡y eso nos encanta!. Nada de baterías, nada de sonidos, nada de plástico. Madera, tela, metal y cartón son su apuesta por un planeta libre de plásticos. Sus packaging son entrañables y parte misma del juego. Aprovechamiento, sostenibilidad y ternura. Mucha ternura.
    Maileg recuerda, evoca y rinde homenaje a los juguetes hechos en casa, con mimo y amor por abuelas querendonas. Sus caras neutras de ojos y narices bordadas. Colitas y orejas sedosas. Mezcla de texturas suaves, vaporosas y con patrones diferentes como si fuesen retales forman parte de la cantidad de detalles que hacen a los juguetes de Maileg preciosos y únicos.
  • No hay duda de que la llamada inteligencia emocional está detrás de la felicidad de los niños y futuros adultos. La capacidad de amar y cuidar a los demás es un aprendizaje que comienza desde que estamos muy pequeños y que en buena medida se fortalece durante el juego. La empatía así como nuestra capacidad de expresar emociones y desarrollar habilidades sociales, se enriquecen y potencian a través de la actividad lúdica. Sin duda, aprender a manejar nuestra emocionalidad durante la infancia es un buen predictivo de nuestra posibilidad de ser felices en la vida y en las relaciones adultas. Todos queremos que nuestros hijos e hijas sean parte de relaciones amorosas sanas y enriquecedoras.n Juguetes como Maileg ayudan a los niños a desarrollar esas habilidades esenciales. Los niños y niñas durante el juego, aprenden a cuidar a sus pequeños amigos de juguete: los alimentan, los visten y les acarician y les acuestan. Aprender a expresar ternura, a ejercer de cuidador amoroso y a manifestar amor es una buena razón para regalar peluches y muñecos.
  • Entre los Fan de Maileg tenemos multitud de perfiles y sobre todo de edades. Niños y niñas desde los 2 -3 años hasta adolescentes ¡e incluso adultos!, esta transversalidad es un valor añadido en un juguete porque de alguna manera garantiza la inversión en un juguete que seguirá siendo especial con el paso del tiempo. Un juguete que se atesora y que se quiere es un regalo y una experiencia para siempre.
    El hecho de que los adultos también se sientan estimulados a jugar con Maileg es importante, porque ¿adivinas quién es el/la mejor compañero/a de juegos para un niño/a? Así es. Lo has dicho bien: ¡Tú!
    Y es que a los niños y niñas les gusta más que nada en el mundo poder compartir su mundo de juego con sus padres y, durante ese instante de jugar juntos hay mucho de aprendizaje y de construcción de vínculo. Aprovéchalo ¿Qué mejor que elegir juguetes con los que también quieras jugar tú? Venga, déjate llevar y observa cómo se desarrolla la magia, así sin más...

    Hasta la próxima, familias

    Si quieres puedes echar un vistazo a nuestra colección Maileg haciendo click AQUÍ

Alfareros de papel


Doctora en Psicología por la UAM. Madre de dos hijos y una enamorada del juego. Ha dedicado más de 20 años al tema de la infancia y al estudio del vínculo entre juego y desarrollo emocional y cognitivo. Colaboradora en el Blog Papel Picado con la columna Alfareros de Papel.

¿Quieres ser el primero en dejar tu opinión?

Regístrate con nosotros y así podrás crear tus comentarios, contar tus experiencias y participar en nuestro blog.

buscar...

Últimas entradas

  • Doudous, una historia de apego

    10/11/2020
    Doudous, una historia de apego | Juguetes de madera ecológicos y originales
    Doudou es un vocablo francés que podría traducirse con algo así como "muñeco de la infancia", pero no es sólo un bonito muñeco o la remembranza del pr...
  • Malabares y sus beneficios

    04/11/2020
    Malabares y sus beneficios | Juguetes de madera ecológicos y originales
    ¿A quién no le sorprende un circo? Los espectáculos circenses suelen ser cautivadores, el movimiento, la sincronía, los desafíos de equilibrio y las d...

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto