Enfrentar el cole

12/09/2018
  • O cómo enfrentar la separación

  • El comienzo de la etapa escolar remueve nuestros sentimientos. Sí, los de ellxs (pequeñines) pero los nuestros también. Para lxs niños implica una separación del cobijo familiar y el aprendizaje de otros ritmos y rutinas. Junto a la renuncia de estar todo el tiempo con los padres, la socialización se abre paso con sus bondades y también con sus sinsabores (la frustración vendrá de la mano de la diversificación de la atención del cuidador/a, así como el hecho de compartir el espacio vital y sus objetos).
    El sentimiento de abandono es quizás la emoción más difícil de abordar porque en muchos casos deviene más de la mirada del adulto que de una vivencia propia del pequeño o pequeña. En muchas ocasiones, esta angustia deja entrever más el lugar de culpa que invade al padre/ madre "que deja". Y en este sentido, el sufrimiento que atribuimos a nuestros hijxs viene adjudicado desde el lugar del adulto que cuida y acompaña, correspondiéndose más a la mirada del otro adulto que a la sensación de disgusto que pueda manifestar  el/la niñ@.
    ¿Quiere decir que es posible que proyectemos en nuestrx peque este sentimiento? Pues es más frecuente de lo que estaríamos dispuestos a aceptar. Evidentemente hay una situación de separación y es obvio que el/la niñ@ la experimentará: Ya no está en su espacio, el espacio nuevo además es compartido con extraños, el olor, la temperatura, los objetos de referencia y de apego a los que está habituadx no los encuentra y son esos nuevos elementos, ajenos a él/ ella, los que pudieran producir desasosiego y tristeza pero no lo olvidemos también -y por fortuna- pueden generar en ellxs, curiosidad. 
  • El comienzo del cole es una etapa que supone muchos desafíos para el contexto familiar. Mucho de cómo lo experimente el o la peque, estará estrechamente vinculado con la manera en la que los padres lo vivan. Si se hace sin aprehensión, transmitiéndole serenidad (y sin culpas) seguramente el tránsito a esta nueva etapa será más llevadero y feliz. Nos sorprendería saber la capacidad que tienen los niñ@s para adaptarse a situaciones novedosas de forma exitosa. El espíritu curioso e investigador -propio de la infancia- son un acicate estupendo para facilitar la adaptación a situaciones nuevas y diferentes como la escolarización. 
  • Acompañarle supone escuchar sus temores y demandas, entender la incertidumbre y generar juntos instrumentos emocionales que les permitan sobrellevar no sólo el nuevo reto, sino los que transitará a lo largo de su vida. La paciencia y la naturalidad deben ser el eje sobre el cual funcione nuestra atención a sus inquietudes y temores. Facilitar un ambiente seguro pasa por nuestra propia serenidad y seguridad. Enfrentar lo novedoso con confianza, con expectativas y con alegría, son un aprendizaje vital importantísimo.
    No intento simplificar el proceso, lo que intento transmitir es que debemos enseñarles a gestionar la incertidumbre y el temor que nos genera lo desconocido. Con ello, generarán recursos internos para sobreponerse al miedo y descubrir que en la experiencia novedosa también coexisten factores atrayentes y estimulantes: amigos nuevos, juguetes diferentes, otro parque, la alegría del reencuentro y poder compartir las anécdotas del día.
  • En este sentido, las rutinas pueden son grandes aliadas a la hora de promover un espacio emocional seguro y estable, pues funcionan como una estructura inmaterial que organiza incluso aquellos cambios que, en inicio, parecen caóticos, (empezar el cole, por ejemplo). Pero es importante saber reconocer que las rutinas no tienen por qué traducirse en inmovilidad, sino simplemente en un marco estable y al mismo tiempo, dinámico: Levantarse, asearse, desayunar juntos e ir al cole es una rutina, eso no quiere decir comer siempre lo mismo, escuchar la misma canción o ir al cole siempre por la misma ruta ¿notas la diferencia? Hay un marco que encuadra nuestra acción, pero esa acción puede llenarse de matices que la conviertan en una aventura diaria que nos prepara y relativiza las transformaciones. 

  • Crecer es la mayor de las aventuras.  Y comenzar la escuela es una fase tan maravillosamente compleja que merece la pena disfrutarla junto a ellxs. Aprender a convivir con lo novedoso, lo inesperado y lo diferente se llama crecer y para hacerlo con paso firme, la curiosidad y la disposición a vencer los propios miedos serán una buena guía. Superar las frustraciones diarias, emprender el camino de la autonomía y compartir los pequeños logros con felicidad serán parte de esta andadura que hoy empieza con una mochila a la espalda, su muñeco favorito y ¿por qué no? un frasquito de besos. Escucharle, recibirle con alegría, felicitar sus pequeños triunfos y que siempre encuentre tus brazos dispuestos, le harán ganar en seguridad y autoafirmación así como en independencia. Todos estos serán valores necesarios para su vida adulta y serás testigo de excepción de esa forja y labranza interior.
    Feliz primer día familias ¡Hasta la próxima! 

Alfareros de papel


Doctora en Psicología por la UAM. Madre de dos hijos y una enamorada del juego. Ha dedicado más de 20 años al tema de la infancia y al estudio del vínculo entre juego y desarrollo emocional y cognitivo. Colaboradora en el Blog Papel Picado con la columna Alfareros de Papel.

buscar...

Últimas entradas

  • 5 Tips para escoger un juguete

    15/11/2018
    5 Tips para escoger un juguete | Juguetes de madera ecológicos y originales
    La elección de un juguete es muy importante, tanto como cuando nos fijamos en las etiquetas de nutrición de un alimento. Así que te dejamos este post,...
  • Como jugamos, seremos

    06/11/2018
    Como jugamos, seremos | Juguetes de madera ecológicos y originales
    ¿Hay alguna relación entre la manera en que jugamos y el cómo seremos de adultos? ¿Pueden influir los materiales y juguetes que usamos en la infancia ...

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto