Hecho por la naturaleza

31/05/2019
  • La belleza del tiempo

  • La cultura oriental tiene muchas cosas fascinantes: Su manera de entender la honorabilidad, su mirada sobre el error como vía al autoconocimiento y su invitación a ser mejores o el valor de lo efímero como instante irrepetible y milagroso. Junto a estas visiones existe una que siempre me ha parecido profundamente hermosa, poética les diría y muy poco entendida en las culturas occidentales: es el "wabi sabi". (Ojo: No confundir con el picante verdoso que ponen en el japonés de la esquina ;-) )

  • El wabi sabi hace alusión a una forma taoísta de entender la belleza y pivota sobre tres vertientes esenciales: la conciencia de las fuerzas naturales que participan en la creación artesana, la aceptación del poder de la naturaleza y en ambas, la convicción de que no estamos separados de nuestro entorno.

    Somos parte de la naturaleza. Wabi podría traducirse como "la elegante belleza de la humilde simplicidad" y sabi como "el paso del tiempo y su subsiguiente deterioro"; wabi sabi es una expresión que emplean cuando pueden apreciarse las irregularidades en una pieza: nudos, asimetrías, cambios de coloración. Forman parte de nuestra conexión con la naturaleza y son la demostración inequívoca de que somos únicos. Lo desigual es en realidad un regalo, una construcción de la naturaleza y en esencia, las marcas inexorables del tiempo.

  • Estos "desperfectos" nos señalan el desgaste feliz de haber vivido, haber transitado y habernos dejado marcar por la huella del ciclo vital. Sí, nos lleva a pensar en la transitoriedad, en la impermanencia, y también en la hermosa tentación de reconocernos vividos y tocados por esa conexión. Cada rotura, cada nudo imperfecto, cada quiebre de la madera es el resultado del acontecer poderoso de la naturaleza que lo ha esculpido y convertido en único e irrepetible.


  • Cuando en un juguete nos encontremos la desigualdad de un nudo en la pieza de madera de la cual proviene o los cambios de tonalidad por las vetas o  tengamos la suerte de toparnos con "defectos" en una pieza de alfarería o en una muñeca de lana o algodón tejida a mano, celebrémoslo pues como un regalo de la tierra en tales imperfecciones la naturaleza nos ha obsequiado su fluir y la belleza simple y única de su singularidad. 

    Hasta la próxima

Alfareros de papel


Doctora en Psicología por la UAM. Madre de dos hijos y una enamorada del juego. Ha dedicado más de 20 años al tema de la infancia y al estudio del vínculo entre juego y desarrollo emocional y cognitivo. Colaboradora en el Blog Papel Picado con la columna Alfareros de Papel.

¿Quieres ser el primero en dejar tu opinión?

Regístrate con nosotros y así podrás crear tus comentarios, contar tus experiencias y participar en nuestro blog.

buscar...

Últimas entradas

  • Oficios y juego: Carpintería

    17/07/2019
    Oficios y juego: Carpintería | Juguetes de madera ecológicos y originales
    Carpinterxs, ebanistas, cocinerxs, maestrxs, bomberxs, médicxs, policías, todos tienen en común ser de los oficios más nobrados por niños y niñas como...
  • Los puzzles y sus bondades

    05/07/2019
    Los puzzles y sus bondades | Juguetes de madera ecológicos y originales
    No, no a todos los niños y niñas les gustas los puzzles, eso no quita que sean maravillosos y llenos de ventajas. ¿quieres saber para qué son muy útil...

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto